Proyecto del Museo

Home | MUSEO

Creación del Museo Nacional Resistencia y Libertad

Desde el 27 de Abril de 1974, fecha de la liberación de los presos políticos, el Baluarte de Peniche ha sido erigido como un símbolo de la Resistencia y la lucha por la Libertad. Por esa razón, se decidió conservar la integridad de este edificio histórico, militar y de prisión a través de un proyecto de musealización.

El Consejo de Ministros, celebrado en el Baluarte de Peniche el 6 de mayo de 2017 por el XXI Gobierno Constitucional, ordenó la creación de un Museo Nacional en este lugar, para resguardar la memoria de los 48 años de supresión de las libertades en Portugal, y perpetuar una reflexión esencial para construir el futuro.

Proposta do Grupo Consultivo da Fortaleza de Peniche

CICAM – Guião dos conteúdos do Museu Nacional Resistência e Liberdade

Despacho n.º 998/2018 – Criação da Comissão de Instalação dos Conteúdos e da Apresentação Museológica – CICAM

Contributos do CITEM no âmbito da CICAM

Resolução do Conselho de Ministros n.º 73/2017 

Museu Nacional Resistência e Liberdade – Programa Museológico

Despacho n.º 9667/2018 – Cria o Comité Executivo do Museu de Peniche (CEMP)

 

 

Proyecto arquitectónico del Museo Nacional Resistencia y Libertad

Atelier AR4, Arquitectura Lda – arquitecto coordenador, João Barros Matos

El concepto del museo se basa en la superposición de tres épocas: la época de la fortaleza, la de la prisión política y la época actual, la del museo, reconociendo la importancia de preservar y conservar la totalidad del conjunto. Conservar, adaptar y reconstruir son acciones complementarias, parte del mismo proceso, que ahora constituyen el origen del proyecto museológico.

El proyecto arquitectónico se basa en la conservación y valorización de los espacios y edificios existentes, teniendo en cuenta su importancia como testigo y memoria colectiva. El antiguo establecimiento penitencia-rio se organizaba en núcleos separados e independientes, cada uno de los cuales estaba constituido por un bloque de celdas y un patio. Para adaptar el conjunto y convertirlo en museo se prevé la reorganización y superposición de distintos tipos de recorrido que permitan relacionar los edificios y los patios del núcleo central y las plataformas circundantes. Entre ellos destaca el propio recorrido museológico a través de los edificios y patios de la antigua prisión política y el recorrido para visitar los elementos del s. XVI de la Fortaleza como matriz de la arquitectura militar del conjunto.

 

 

Concurso público de conceção para a elaboração do projeto do Museu Nacional Resistência e Liberdade

Descrição

Relatório Final do Júri – Apreciação e Ordenação dos Trabalhos

 

 

 

El patio de la cisterna, que también fue patio principal de la prisión, es el elemento que estructura el proyecto. Se pretende que sea un espacio con vida frecuentado por residentes locales y visitantes, con libre acceso a través de la recepción hasta la cafetería.

Con la entrada en la antigua puerta del palacio del gobernador, la recepción es un espacio abierto al patio, con mostrado-res, guardarropa, zonas de estar y acceso a las casamatas, la cafetería y la tienda del museo.

Organizado alrededor del patio de la cisterna, el museo empieza y termina en la recepción, atraviesa los cuatro bloques de celdas y los cuatro patios del núcleo central de la prisión política y se estructura en distintos núcleos.

Cada núcleo tiene sus propias características relacionadas con el carácter de los espacios correspondientes. Los ambientes del recorrido museológico varían entre el núcleo de celdas de alta seguridad, blancas, frías y desnudas, y los demás núcleos, dedicados en su mayoría a la resistencia contra el régimen fascista. Éstos se caracterizan por una luz tenue y equilibrada, con sonido y silencio controla-dos y materiales que buscan la máxima comodidad. Otros espacios podrán añadirse al recorrido museológico principal, como las casamatas y los mismos patios.

En el exterior se pretende señalar la condición del lugar, una isla marcada por su aislamiento con respecto al territorio y la ciudad. En este sentido, se recupera el foso junto al revellín de la entrada, que ahora es una zona verde, restableciendo la presencia de la roca en toda su extensión e intensificando el recorrido de acercamiento al conjunto, sobre el puente.